.

.

febrero 13, 2012

POEMAS DE CHARLES BUKOWSKI











Es raro

es raro cuando se muere la gente famosa
hayan dado buena 
o mala batalla
es raro cuando se muere la gente famosa
nos gustaran o no
son como edificios viejos calles viejas
cosas y lugares a los que nos acostumbramos
y aceptamos nada más porque están
ahí.
es raro cuando se muere la gente famosa
es como la muerte de un padre o la de
un perro o un gato.
y es raro cuando a la gente famosa la matan
o cuando se matan ellos.
el problema con los famosos es que hay que
reempazarlos y casi nunca se pueden
reemplazar, y eso nos da esta tristeza
única.
es raro cuando se muere la gente famosa
las veredas están distintas, nuestros hijos
están distintos y nuestras compañeras de cama
y las cortinas y los autos
es raro cuando se muere la gente famosa

nos ponemos mal.



Dale cuerda al reloj

es nada más que un día lento entrando en una noche lenta
no importa lo que hagas
sigue todo igual.
los gatos lo duermen y los perros no ladran,
es nada más que un día lento entrando en una noche lenta,
ni siquiera hay algo que esté muriéndose ,
es solamente esperar más durante un día lento entrando
en una noche lenta.
ni siquiera se oye correr el agua,
las paredes están en pie
y las puertas no se abren...

es solamente esperar más durante un día lento entrando
en una noche lenta
como mañana, no va a llegar nunca
y cuando llegue
va a ser la misma mierda.



Confesión

esperando a la muerte
como a un gato
que va a saltar
sobre la cama

me da tanta lástima
mi mujer

ella va a ver este
cuerpo
blanco
y tieso
va a sacudirlo una vez,
después otra
quizás


“¡Hank!”

Y Hank no
va a responder.

lo que me preocupa no
es mi muerte, sino dejar a
mi mujer con este
montón de
nada.

sin embargo
quiero
que sepa que
todas las noches
que dormí
al lado de ella

hasta las discusiones
más inútiles
fueron siempre
algo espléndido

y las palabras
difíciles
que siempre tuve miedo
de decir
pueden decirse ahora :

te
amo.


Un poema es una ciudad

un poema es una ciudad llena de calles y de cloacas
llena de santos, héroes, pordioseros y locos,
llena de trivialidad y de escabio,
llena de lluvia, truenos y períodos de
sequía, un poema es una ciudad en guerra,
un poema es una ciudad que le pregunta por qué a un reloj,
un poema es una ciudad en llamas,
un poema es una ciudad bajo fuego
son barberías llenas de borrachos cínicos,
un poema es una ciudad donde Dios cabalga por la calle 
desnudo como Lady Godiva,
donde de noche los perros ladran y 
espantan a la bandera, un poema es una ciudad de poetas,
la mayoría bastante parecidos,
envidiosos y amargos...
un poema es una ciudad ahora,
a 80 km de ningún lugar,
a las 9. 09 de la mañana,
con gusto a alcohol y cigarrillo,
sin policía, sin amantes, caminando por la calle,
este poema, esta ciudad, que cierra sus puertas,
atrincherada, casi vacía,
afligida sin lágrimas, envejeciendo sin piedad,
con las montañas rocosas,
el océano como una llama lavanda,
una luna desprovista de su grandeza,
una musiquita de ventanas rotas...
un poema es una ciudad, un poema es una nación,
un poema es el mundo...

y yo ahora pego esto bajo el vidrio
para escrutinio del editor loco,
y la noche está en otra parte
damas grises y pálidas se paran en fila,
los perros siguen a los perros hasta el estuario,
las trompetas anuncian cadalsos
mientras los hombrecitos despotrican contra las cosas

que ellos no pueden hacer.


Todo

Los muertos no necesitan
aspirinas ni
pena,
supongo.
a lo mejor necesitan
la lluvia.
zapatos no,
pero sí un lugar 
por donde caminar.
cigarros no,
dicen,
un lugar 
donde arder:
o dicen:
un espacio y un lugar
donde volar,
a lo mejor es
lo mismo.
los muertos no me 
necesitan.
ni los 
vivos.
pero los muertos tal vez
se necesitan
entre ellos.
de hecho, pueden necesitar
todo lo que
necesitamos nosotros
y
nosotros necesitamos demasiado
si tan solo supiéramos
de qué.
es probable
que de todo
y probablemente todos 
nos vamos a morir 
tratando de 
obtenerlo.
espero
que entiendan
cuando esté muerto
que tengo
todo
lo que
puedo.



Los mejores de la raza


no hay nada que
discutir
no hay nada que
recordar
no hay nada que
olvidar

es triste
y
no es 
triste

parece que la
cosa más
sensata
que una persona puede
hacer
es
sentarse
botella en
mano
mientras las paredes
agitan
sus sonrisas
de despedida

uno pasa por 
todo 
eso
con cierto
acopio de
eficiencia y
valentía
después 
se va

algunos aceptan
la posibilidad de que
Dios
los ayude 

superarlo

otros
lo aceptan
tal cual es
y por esos

brindo
esta noche.



Abrazá lo oscuro

la agitación es el dios
la locura es el dios

vivir en la paz permanente es
vivir en la muerte permanente
la agonía mata
o
la agonía puede sostener la vida
pero la paz es siempre horrenda
la paz es la peor cosa
que camina
que habla
que sonríe
que parece ser.

no te olvides de las veredas,
de las putas,
de la traición,
del gusano en la manzana,
de los bares, las cárceles,
los suicidas por amor.

estamos en Norteamérica
matamos a un presidente y a su hermano,
y otro renunció.

los que creen en la política
son como los que creen en dios:
chupan viento con pajitas
torcidas.

no hay dios
no hay política
no hay paz
no hay amor.
no hay control
no hay plan

alejate de dios
seguí trastornado


resbalá.



Cuando me imagino muerto

Cuando me imagino muerto
pienso en autos estacionados en un 
garage
cuando me imagino muerto
pienso en sartenes
cuando me imagino muerto
pienso en alguien que te hace el amor
mientras no estoy
cuando me imagino muerto
me cuesta respirar
cuando me imagino muerto
pienso en toda la gente que quiere morirse
cuando me imagino muerto
pienso que no voy a poder tomar agua nunca más
cuando me imagino muerto
el aire se pone blanco
las cucarachas de mi cocina tiemblan
y pienso que alguien va a tener que tirar
mi ropa interior limpia

y la sucia.



Pájaro azul

hay un pájaro azul en mi
corazón que
quiere salir
pero soy muy duro con él,
le digo, quedate ahí, no voy a
dejar que te vea
nadie.

hay un pájaro azul en mi
corazón que
quiere salir
pero le vuelco whisky encima 
y le hago inhalar 
humo de cigarrillo
y las putas, los 
cantineros
y los empleados de almacén
nunca saben que
está 
acá.

hay un pájaro azul en mi
corazón que
quiere salir
pero soy muy cruel con él,
le digo
quedate ahí abajo, ¿querés 
armar 
un lío?
¿querés arruinarme
la obra?
¿me querés joder las
ventas
en Europa?

hay un pájaro azul en
mi corazón que
quiere salir
pero soy muy vivo, y lo dejo 
salir solamente
de noche a veces
cuando todos duermen.
le digo, yo sé que estás
ahí,
así que no te pongas
triste.

después vuelvo a guardarlo,
pero él canta un poquito
adentro, no dejo que 
se muera
del todo
y nos dormimos juntos 
así
con nuestro 
pacto secreto
y es tan lindo como para
hacer llorar
a un hombre, pero yo no 
lloro, ¿vos

llorás?




Arrinconado

Bueno, ellos dijeron que iba a llegar
a esto: viejo, con el talento perdido, 
buscando la palabra a tientas

oigo pisadas
sordas, me doy vuelta, y miro
detrás de mí...

todavía no, perro viejo.
pronto

ahora
se sientan a hablar de 
mí, "sí, le pasó, 
está acabado... qué 
triste..."

"nunca tuvo mucho para decir,
¿no es cierto?

"bueno... no, pero ahora..."

ahora
festejan mi desaparición
en bares que yo ya 
no frecuento

ahora
tomo solo
adentro de esta máquina
descompuesta

mientras las sombras cobran
forma
peleo en lenta
retirada

ahora
mi promesa 
se desvanece
se desvanece

ahora
enciendo otros cigarrillos
me sirvo otras
copas

fue una pelea 
hermosa


todavía
lo es



Nirvana



sin muchas posibilidades
y con ningún 
propósito
era un muchacho
a bordo de un micro
cruzando Carolina del Norte
rumbo a alguna parte
empezaba a nevar
y el micro paró
en un cafecito
en las colinas 
y los pasajeros
entraron.
él se sentó en la barra
con los demás,
ordenó de comer
y le llevaron.
la comida estaba 
particularmente 
buena
igual que 
el café.
la camarera era
distinta a las mujeres 
que había conocido.
era sencilla,
un humor natural 
emanaba
de ella.
el cocinero decía
locuras.
el lavacopas,
atrás,
se reía, con una 
risa buena, 
limpia
y simpática.
el muchacho miró
la nieve detrás de las
ventanas.
quería quedarse
para siempre
en ese café.
lo inundó 
el sentimiento raro
de que todo
ahí
era
hermoso,
de que todo iba a seguir siendo 
hermoso siempre
ahí.
entonces el chofer
avisó a los pasajeros
que ya era hora
de irse.
el muchacho pensó
voy a quedarme sentado
acá, voy a quedarme
acá.
pero
se levantó y siguió 
a los otros hasta
el micro.
encontró su asiento
y miró el café
por la ventanilla.
después el micro arrancó,
dobló y siguió,
camino abajo, se fue
de las colinas.
el joven
miraba
hacia adelante.
oía a los otros
pasajeros
que charlaban
de otras cosas,
leían
o
intentaban
dormir.
no se habían 
dado cuenta
de  la 
magia.
el muchacho
apoyó la cabeza
de costado, 
cerró los 
ojos,
simuló
dormir.
no había nada
que hacer
más que escuchar el
ruido del 
motor,
el ruido de las
ruedas
en la nieve.




Versiones en castellano de Sandra Toro








it's strange

it’s strange when famous people die
whether they have fought the good fight or
the bad one.
it’s strange when famous people die
whether we like them or not
they are like old buildings old streets
things and places that we are used to
which we accept simply because they’re
there.
it’s strange when famous people die
it’s like the death of a father or
a pet cat or dog.
and it’s strange when famous people are killed
or when they kill themselves.
the trouble with the famous is that they must
be replaced and they can never quite be
replaced, and that gives us this unique
sadness.
it’s strange when famous people die
the sidewalks look different and our
children look different and our bedmates
and our curtains and our automobiles.
it’s strange when famous people die:

we become troubled.





Wind the Clock

It’s just a slow day moving into a slow night
it doesn’t matter what you do
everything just stays the same.
the cats sleep it off, the dogs don’t bark,
it’s just a slow day moving into a slow night,
there’s nothing even dying,
it’s just more waiting through a slow day moving
into a slow night.
you don’t even hear the water running,
the walls just stand there
and the doors don’t open…

it’s just more waiting through a slow day moving
into a slow night
like tomorrow’s never going to come
and when it does
it’ll be the same damn thing.






Confession

waiting for death
like a cat
that will jump on the
bed

I am so very sorry for
my wife

she will see this
stiff
white
body
shake it once, then
maybe
again

"Hank!"

Hank won't
answer.

it's not my death that
worries me, it's my wife
left with this
pile of
nothing.

I want to
let her know
though
that all the nights
sleeping
beside her

even the useless
arguments
were things
ever splendid

and the hard
words
I ever feared to
say
can now be
said:

I love
you.



a poem is a city

a poem is a city filled with streets and sewers
filled with saints, heroes, beggars, madmen,
filled with banality and booze,
filled with rain and thunder and periods of
drought, a poem is a city at war,
a poem is a city asking a clock why,
a poem is a city burning,
a poem is a city under guns
its barbershops filled with cynical drunks,
a poem is a city where God rides naked
through the streets like Lady Godiva,
where dogs bark at night, and chase away
the flag; a poem is a city of poets,
most of them quite similar
and envious and bitter …
a poem is this city now,
50 miles from nowhere,
9:09 in the morning,
the taste of liquor and cigarettes,
no police, no lovers, walking the streets,
this poem, this city, closing its doors,
barricaded, almost empty,
mournful without tears, aging without pity,
the hardrock mountains,
the ocean like a lavender flame,
a moon destitute of greatness,
a small music from broken windows …

a poem is a city, a poem is a nation,
a poem is the world …

and now I stick this under glass
for the mad editor’s scrutiny,
and night is elsewhere
and faint gray ladies stand in line,
dog follows dog to estuary,
the trumpets bring on gallows
as small men rant at things

they cannot do.




everything

The dead do not need
aspirin or
sorrow,
I suppose.
but they might need
rain.
not shoes
but a place to
walk.
not cigarettes,
they tell us,
but a place to 
burn.
or we're told:
space and a place to 
fly
might be the
same.
the dead don't need 
me.
nor do the
living.
but the dead might need
each
other.
in fact, the dead might need
everything we
need
and
we need so much
if we only knew
what it
was.
it is
probably
everything
and we will all
probably die
trying to get
it
or die
because we
don't get
it.
I hope
you will understand
when I am dead
I got 
as much
as

possible.



the finest of the breed

there’s nothing to
discuss
there’s nothing to
remember
there’s nothing to
forget

it’s sad
and 
it’s not
sad

seems the
most sensible
thing
a person can 
do
is
sit
with drink in
hand
as the walls
wave
their goodbye
smiles

one comes through
it 
all
with a certain 
amount of
efficiency and
bravery
then
leaves

some accept
the possibility of
God
to help them
get
through

others
take it
staight on

and to these

I drink 
tonight.




Hug the dark

turmoil is the god
madness is the god

permanent living peace is
permanent living death
agony can kill
or
agony can sustain life
but peace is always horrifying
peace is the worst thing
walking
talking
smiling
seeming to be.

don't forget the sidewalks
the whores
betrayal,
the worm in the apple,
the bars, the jails,
the suicides of lovers.

here is America
we have assassinated a president and his brother,
another president has quit office.

people who believe in politics
are like people who believe in god:
they are sucking wind through bent
straws.

there is no god
there are no politics
there is no peace
there is no love.

there is no control
there is no plan.

stay away from god
remain disturbed


slide.



When I think of myself dead

When I think of myself dead
I think of automobiles parked in a 
parking lot 
when I think of myself dead 
I think of frying pans 
when I think of myself dead 
I think of somebody making love to you 
when I'm not around 
when I think of myself dead 
I have troble breathing 
when I think of myself dead 
I think of all the people waiting to die 
when I think of myself dead 
I think I won't be able to drink water anymore 
when I think of myself dead 
the air goes all white 
the roaches in my kitchen tremble 
and somebody will have to throw 
my clean and dirty underwear 

away.



Cornered

well, they said it would come to
this: old. talent gone. fumbling for
the word

hearing the dark
footsteps, I turn
look behind me…

not yet, old dog…
soon enough

now
they sit talking about
me: “yes, it’s happened, he’s
finished… it’s
sad…”

“he never had a great deal, did
he?”

“well, no, but now…”

now
they are celebrating my demise
in taverns I no longer
frequent.

now
I drink alone
at this malfunctioning
machine

as the shadows assume
shapes
I fight the slow
retreat

now
my once-promise
dwindling
dwindling

now
lighting more cigarettes
pouring new
drinks

it has been a beautiful
fight

still

is



Nirvana

not much chance,
completely cut loose from
purpose,
he was a young man
riding a bus
through North Carolina
on the wat to somewhere
and it began to snow
and the bus stopped 
at a little cafe
in the hills
and the passengers 
entered.
he sat at the counter
with the others,
he ordered and the 
food arived.
the meal was
particularly
good 
and the
coffee.
the waitress was 
unlike the women
he had
known.
she was unaffected,
there was a natural
humor which came
from her.
the fry cook said
crazy things.
the dishwasher.
in back,
laughed, a good
clean
pleasant
laugh.
the young man watched
the snow through the
windows.
he wanted to stay
in that cafe
forever.
the curious feeling
swam through him
that everything 
was
beautiful
there,
that it would always
stay beautiful
there.
then the bus driver
told the passengers
that it was time
to board.
the young man
thought, I'll just sit
here, I'll just stay
here.
but then
he rose and followed
the others into the
bus.
he found his seat
and looked at the cafe
through the bus
window.
then the bus moved
off, down a curve,
downward, out of
the hills.
the young man 
looked straight 
foreward.
he heard the other
passengers
speaking 
of other things,
or they were
reading
or
attempting to
sleep.
they had not 
noticed 
the
magic.
the young man
put his head to
one side,
closed his
eyes,
pretended to
sleep.
there was nothing
else to do-
just to listen to the
sound of the
engine,
the sound of the 
tires 
in the

snow.







CHARLES BUKOWSKI (EE.UU., 1920-1994).



1 comentario:

  1. Gracias por colgar estas traducciones de estos estupendos poemas de Bukowski, espero que el viejo tenga siempre a mano una gran botellas de buen wiskey.

    ResponderEliminar