.

.

marzo 24, 2011

POEMAS DE MIGUEL ÁNGEL BUSTOS






ESPUMAS DE LUZ Y SOMBRA: MURALLÓN DE VIDA


Apenas vuele sobre el llanto
por mi lengua riendo llegaré a tus manos.
Elástico al sol subiré enorme
acorralando en la noche
el día de vientos afilados.
Niños heridos
palomas de hambre
amordazan mis besos
sacuden mis risas y te alejan
para que muerda la vida y no me canse la muerte


SUEÑO QUEBRADO

Sueño quebrado
levántate y anda
Marcha de mi frente
abre mi tierra.
Levanta
ruda muralla de niños
al dólar de fuego y zarpa de balas.
Vuelve
joven enamorado del agua
al mordido corazón rebelde,
abraza y besa prieto hasta la llama
pedernal de lágrimas,
mi corazón
clavado a pico de sangre
en las vigilias desnudas de mi cuerpo.


                                         
                                          de "Corazón de piel afuera" (1959)



FRAGMENTOS FANTASTICOS



1. Hemos cambiado nuestro destino de dioses por un destino de mercaderes.

2. En medio de ruidos y terrores clama una voz. Llega a mí solo. Es el grito de Espíritu que me posee. Adivino su mensaje. Mi horrorizada lengua sigue su ritmo maldito. ¿Hasta cuándo paredes de mi cráneo? Hasta que sea colmada la eternidad.

3. La única verdad que poseo es mi muerte. La única mentira es mi vida.

4. De la noche vengo. A la noche voy. Un solo relámpago de luz turbia mi cuerpo.

5. Esta espantosa reliquia del dolor: la alucinada memoria.

6. Somounian. Kalebouris. Atail.
    Ángeles que pudieron existir.

7. Cuando murió mi padre nació su olvido.

9. Escribe mientras sea posible. escribe cuando sea posible. ama el silencio.

10. En la Región de los Cielos las piedras del sueño van rodando en tus ojos.

11. Abre la puerta, la única puerta. La puerta del Sueño.

12. Mata al pájaro. Guarda el canto.

14. ¿Adónde me conducirá la locura que no sea el corazón de los hombres?

17.  Reza, reza, hasta que se te gaste el Dios.

19. ¡Oh, mapa de tu boca, mar de tu vientre, infierno de tu sexo!

 20. Escucho la voz de las estrellas. Ella me dice que el espacio es infinito, que el tiempo es una utopía de nuestra sangre. Que las estrellas que habitan cada átomo de nuestro cuerpo también nos está oyendo. Que el clamor es total y desesperado. Que la muerte es un sueño del cual despertaremos en el reino alucinante.

 21. Era un país de mármol con ríos de leche oscura y barcos de oro fino. El muro esmaltado del cielo estallaba en tréboles ardientes. Una luz espesa como sangre llenaba las cosas y las almas.

En cestos de una paja desconocida morían cabezas humanas. Tras el horizonte saltaba un sol blanco herido, gotas de pus y mercurio se convertían en rayos. Alineados como en un bosque talado yacían cuellos de nieve. Un puñal despedía olor a vísceras y espanto.

El verdugo de aquel aquelarre de niños vengativos dormía junto al mar helado con sueño tranquilo.

22. Sobre la hierba bajo la cual respiraba suavemente el dormido, ella amó nuevamente con la misma pureza, con los mismos quejidos de placer y locura. Usó del mismo amor que clavado duraba en la memoria intemporal de aquel que anda en el Reino de los Muertos.

 45. Tocan a degüello.
        Supongo que nadie, que ningún hijo negará a su madre. Ya sé, ya sé. Darán la
        garganta.
        Dejaremos sólo en la tierra una cruel vagina entre los zarzales. Del cielo bajará un
        cohete de puro aluminio lleno de semen. Sí, señores.
        El cielo se hinchará de voces algún tiempo en el tiempo.
        Ahora del Infierno, no sé no sé.

46. Es inútil. Mi Bisabuelo me decía TANTI GOMARRA espuria TIMOMO, ESPORATA.
Yo he seguido al pie de la letra estos hermosos consejos.
Pero nadie me ESPORATA. Cuando muera, en una cuerda o un blanco río, dirán S
U U U U U.
Y me iré a los ESPORATAS con la sangre y mi corazón tejido. De qué ¡Oh
TIMOMO TIMOMO! ¡Nadie es bello en este lado del culo mundial! Oh Virgen, oh infiel
con el Sanjosé, pobre judía alucinada por tu vientre hirviente y sapiente! ¡Oh Virgen
bésame, que yo te haré un Dios!
En sobre del raje, del pito y del Espanto Atranco. Harén.

69. ¿Qué seré yo en cien años, sino una bocanada lúgubre entre tablas y olvido? Encantamiento futuro, perdón.

78. Amor, explosión del alma con el pene niño, tibio, sin saber qué hacer, seguro ya del olvido y el polvo del siglo.

82. Bajo la vagina pestilente del Cielo de Cristo, la jauría de los esclavos.



CASA DE SILENCIO



Un niño y un cuchillo, enamorados carne y hierro, buscan en el alma la selva que los salve.

Aromas y llantos boca de hielo sobre cicatriz de pureza. Irá a devorar temblores irá la tierra alzando mares.

Sueño del niño que muere en su Casa de Silencio en el cielo del espanto, hierba de tristeza amor de nadie.



ARREGLO CON FRUTAS E INSTRUMENTOS DE VIENTO



Naranjos
hasta cuándo serán naranjos las calles del Tigre
y no el corazón de mi amor.
Pulpa de tu tremenda boca la toqué y se me fue por la noche entre
los naranjos volvió para pegarme como la rama más débil
o la ola más fría iniciando la tormenta
Y yo que creí que nos pondríamos juntos en nuestra vida de mil
años.
Trompa apaga la luz que desciendo solo a la ciudad de los
hombres. Apaga lamento de hierro y bronce entre los
naranjos.
Ahí voy lava tu cuerpo y vamos. Ah santa piel joven el mundo
será nuestro.
Silencio con la sorda alegría. Ahora duerme al fin. Clarín
entre los naranjos.



                                                                                                    

                                                                                         de "Fragmentos Fantásticos" (1965)

LUNA DE HERODES



Si en la noche inmóviles policías sujetan perros de
boca en piedra, yo tiemblo. Quiero alejarme no puedo, como
en sueños
Entonces alzo la mano a mi pecho traspasado. No
sea que a lo lejos entre las selvas de hueso y aliento salga el
aullido de aquel que devora mis entrañas. Y aullando
prolongue en los perros guardianes un odio en silencio y
dientes, que por milenios me persigue.

1

 Afuera oigo la lluvia, adentro siento la lluvia. Mi cuerpo de barro se deshace.

2

Escribe mientras sea posible. Escribe cuando sea imposible. Ama el silencio.

33

Ella, Ella y ausente la siento. Vos, que has elegido la noche para hundir tu cuerpo en el agua oscura. Asumes, mi amor, la sombra terrible de la inmaculada luna.

70

Quiero saber tu nombre. Cómo te llamas, nombre que vagas por el Paraíso en el atroz silencio. Tú, que llevas una costilla más que todos. Sentado entre árboles parlantes diriges tu ojo solitario del otro. Duermes. Sin posible Redentora.

84

Acomoden las coronas, murmuren sobre mi perfil, empujen mi ataúd, que navegue el maldito. Y que un velorio de estupor abra el vientre del tiempo.

110

Y no salvé a mi madre, nuestra Señora de la Aventura, en el altar del
quieto
mediodía comulgo el sol. Por más que camine bajo la lluvia atroz,
buscando
muros empapelados de delirio, no hallaré las puertas del templo.
Huérfano a
cuatro costados busco un cielo que me salve.


 

COMUNIÓN SALVAJE


Me como a dios.
Como mi salvación y espanto.
Corazón de los sentidos digiere la cúpula celestial.
Ahora estoy en el campanario, un campanario tímpano católico y extinguido.
Con el bronce, con la trompa badajo en el viento inflamo los mares.
Que todo sea una salvaje profecía amor poseído amor ido.



VIENTRE PROFETA SIN TIEMPO



Yo no soy de ningún siglo.
Vivo ausente del tiempo. Soy mi siglo como soy mi sexo y mi delirio.
Soy el siglo liberado de toda fecha y penumbra.

Pero cuando muera, el profeta que hay en mí se alzará como un niño sin moral y sin patria. Un niño loco con lengua de alaridos. Entonces amanecerá en el millón de
Galaxias.

Madres del futuro; cuidado; cuando muera puedo volver.
 
Entonces, ay, vientre que me aguardas, dulcísimo catedral de tinieblas.

                                                                        
                                                                                            

                                                                                        de "Visión de los hijos del mal" (1967)

 



MIGUEL ÁNGEL BUSTOS (ARGENTINA, 1932-Secuestrado el 31 de mayo 1976 por un grupo paramilitar, se convirtió en una de las víctimas de la última dictadura)



4 comentarios:

  1. ¿Sos el fantasma de lo que no se encuentra? / ¿Juego al gallo ciego de la desolación? / ¿Donde quedó la que lía y deslíe el pasado? / ¿Sos vos?.
    CVO

    ResponderEliminar
  2. claro que soy yo. Manifiéstese. Sabe cuánto hace que lo busco...

    ResponderEliminar
  3. Tacitamentetragarsemendetoromejoralaprosodia

    ResponderEliminar