.

.

octubre 03, 2006

Gime el lebrel en el cordón de seda Góngora



como un perro me ladro a mí mismo
y escarbo en los restos de mi alma
igual a alguien que quiso ser
y se convirtió
en vapor de sí mismo, en seda
rasgada por los lebreles del tiempo



Leopoldo María Panero
(Madrid, 1948)





No hay comentarios.:

Publicar un comentario